Conmemoran 35 años del asesinato de Monseñor Óscar Arnulfo Romero

6

Decenas de feligreses se congregaron en la capilla del Hospitalito de la Divina Providencia, para conmemorar el martirio de Monseñor Óscar Arnulfo Romero. Hace 35 años, en ese mismo lugar, una bala arremetió contra su corazón y le quitó la vida.

A pesar de la impunidad e injusticia que rodean el caso, en medio de imágenes, flores y cantos ciudadanos celebran y reconocen la importancia de su legado y palabra, que hasta la fecha se mantiene vigente en la memoria de muchos de los que le escucharon y conocieron.

“Monseñor Oscar Arnulfo Romero murió por defender los derechos humanos de su pueblo, así lo reconoce las Naciones Unidas, esto es lo que significa la cruz, reconocer que somos deudores de los demás y que son los demás nuestro interés, esto llevó a don óscar (Romero) a ofrecer su vida”, dijo monseñor Raúl Vera, quien ofició la misa.

A la festividad asistió el presidente, Salvador Sánchez Cerén, junto a otros funcionarios del gobierno, representantes de la Asamblea Legislativa. Sánchez Cerén llamó a seguir el ejemplo de Monseñor Romero y acabar con las injusticias e hipocresía. Para el mandatario, la obra del mártir salvadoreño es “compromiso con los más necesitados”.

El mandatario reiteró que aunque mucho quisieron empañar la obra del sacerdote, su legado aún perdura. Asimismo manifestó su compromiso “no solo a terminar con la impunidad, sino también a devolver la esperanza a los pobres”.

El sacerdote guatemalteco, Juan Vicente Chopin, se pronunció al final de la celebración y demandó esclarecer y hacer justicia en torno al crimen cometido hace 35 años. “la Fiscalía General de la República (FGR) debe investigar a los culpables del asesinato de Monseñor Romero”, dijo. También solicitó que el instituto político ARENA, quite imágenes de Romero de distintivos partidarios.

Quienes le escucharon y conocieron aplauden que por fin sea reconocido por la iglesia, y no pierden las esperanzas de que un día se haga justicia y sean condenados los autores materiales del crimen que ha marcado la memoria histórica del país.

orden del ya fallecido ex mayor de inteligencia Roberto d’Aubuisson, según investigaciones locales e internacionales, contenidas en el Informe de la Verdad, de las Naciones Unidas (ONU), de 1993. d’Aubuisson fue fundador del partido ARENA, que gobernó a El Salvador entre 1989 y 2009; en la actualidad es el mayor partido de oposición.

“Yo viví 12 años de guerra, a monseñor Romero lo volvieron mártir. Tras el tiempo transcurrido y por los sucesos me parece importante que a esta fecha tomar en cuenta la doctrina de monseñor Romero hacía el pueblo debemos reverenciar al Mártir. A 35 años de su muerte, su legado permanece “, señaló Roberto Martínez, comerciante y seguidor del sacerdote.

Por otro lado, del Sistema de las Naciones Unidas en El Salvador se pronunció en el Día Internacional del Derecho a la Verdad en relación con Violaciones Graves de los Derechos Humanos y de la Dignidad de las Víctimas, este día fue instaurado hace cinco años en memoria de Monseñor Óscar Romero y de su legado a El Salvador y al mundo, en el marco de la fecha de su martirio.

“Monseñor es sin duda el personaje salvadoreño más reconocido en el planeta. Para la humanidad, su figura, mensajes y actuaciones representan un ejemplo de entrega y sacrificio por la causa de los derechos humanos y a favor de los menos favorecidos”, cita el comunicado de la ONU.

La ONU expresó su compromiso con los valores de “verdad y justicia promovidos por Monseñor Romero y que están en el corazón de su actuación. Asimismo expuso que continuarán apoyando las acciones que impulsa la sociedad y el Estado salvadoreño para llegar a acuerdos de país y para erradicar de raíz la violencia, en sintonía con el mensaje humanista de Monseñor Romero.

Monseñor Oscar Arnulfo Romero se convertiría en el primer santo sin justicia, no obstante se ha convertido en un icono y es reconocido a nivel nacional e internacional como “la voz de los sin voz”, por su predicación en defensa de los Derechos Humanos y la igualdad.

La impunidad en la que está el caso de Romero y otros hechos cometidos durante la guerra que afectó doce años a El Salvador fue recientemente expuesta, de nueva cuenta, ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por el titular de la Procuraduría para la Defensa de Derechos Humanos (PDDH).

Contrapunto

También podría gustarte