Organizaciones nacionales e internacionales condenan el asesinato de estudiantes

10

La muerte violenta de cuatro estudiantes que participaron en varias jornadas de protestas en las calles, en contra de que les ampliarán la hora de clases en cinco minutos, argumentando la falta de seguridad, desencadenó una ola de condenas de parte de varias organizaciones nacionales e internacionales.

Todos los organismos repudian los homicidios y demandan una pronta investigación del Estado a través de sus órganos policiales, los que hasta ahora no han difundido avances importantes en la indagación.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) señala en un comunicado que las muertes de los estudiantes causan un profundo dolor, porque se truncan vidas de adolescentes que están esforzándose por construir un mejor futuro para ellos y sus familias. La muerte de cualquier niña, niño o adolescente, debe ser inaceptable para la sociedad hondureña, añade el documento.

Para UNICEF es indispensable que se investiguen las muertes y se apliquen las leyes con toda la severidad del caso.

UNICEF hizo un llamado al Gobierno, a las autoridades educativas, de Seguridad, a los padres y madres de familia, estudiantes y sociedad en general para que la prioridad sean los niños, niñas y adolescentes.

CRUEL REPRESIÓN
Entre tanto, la Alianza por los Derechos Humanos (ADH) calificó el asesinato de los estudiantes, como una cruel represión, y reprochó el silencio estatal.

La ADH se dirigió a la comunidad nacional e internacional externando su condena ante las acciones estatales en contra de menores de edad, que estudian en diferentes centros educativos públicos del país.

En su comunicado destacan que: “Lamentamos que el Gobierno no considere a la juventud como personas sujetas de derechos. Sin derecho a la información adecuada, sin derecho a disentir por no estar de acuerdo, y sin derecho a pronunciarse públicamente”.

Por su lado, el Partido Libertad y Refundación (LIBRE), denunció que el Gobierno está criminalizando la lucha social de los estudiantes tratando de intimidar los y desmovilizarlos en la justa lucha por sus derechos.

Ante esa situación dice el comunicado: Condenamos el brutal asesinato de los estudiantes del instituto Jesús Aguilar Paz, Elvin Antonio López, Darwin Josué Martínez y Diana Montoya; así como a la niña Soad Nicolle Ham Bustillo de apenas 13 años.

Añade que los brutales asesinatos se dan en el contexto de una lucha que ha movilizado al estudiantado de secundaria, y al universitario, para reclamar sus derechos, especialmente el derecho a la educación y la seguridad.

Agregan que los jóvenes se enfrentan al poder omnímodo del Gobierno que ha dado gala de intolerancia y criminalidad contra quienes reclaman sus derechos.

La ADH advirtió que si el Estado no aclara las muertes, se convertirá en cómplice.

SEPALO
Para UNICEF es indispensable que se investiguen las muertes y se apliquen las leyes con toda la severidad del caso.

CIFRA
Más de 2 millones de jóvenes y niños estudian en centros de educación públicos. Una gran cantidad lo hacen en instalaciones físicas inadecuadas.

Tiempo

También podría gustarte