Ricardo Sánchez, diputado opositor venezolano: “No hay una oposición en Venezuela”

17

Por Carlos Andrés Pérez Noguera

En la discusión de la Ley Habilitante Antiimperialista para la Paz para darle poderes especiales al presidente Nicolás Maduro, saltó a la palestra política Ricardo Sánchez con un discurso de seis minutos y medio, en el que exaltó el sentimiento nacionalista y el deber de defender la patria de la injerencia extranjera. Luego apoyó la propuesta de recaudar 10 millones de firmas para solicitarle al Gobierno estadounidense el retiro del decreto del presidente Barack Obama y su imagen es usada en la promoción de la actividad en piezas de TV que repiten a cada momento.

Tiene solo 30 años y ocupa como principal la curul que le pertenecía a María Corina Machado. Es de San Cristóbal, se vino con la intención de entrar en la Academia Militar, pero prefirió ingresar en 2001 en la Escuela de Estudios Internacionales de la Universidad Central de Venezuela (UCV); confiesa tener una “enorme” deuda, la de graduarse, pero su actividad política se lo ha impedido.

Sus intereses y temas de estudio están dentro de la política, la defensa, la seguridad nacional y, como buen tachirense, el fútbol.

Iniciamos la entrevista sin más protocolo que el apretón de manos porque rápidamente se disparó a hablar del tema de la corresponsabilidad en el tema de la defensa integral de la nación y lo atajo.

¿Es o no es unión cívico-militar?

Chávez lo llamaba así, pero el Constituyente del 99 le dio una visión más amplia, porque históricamente estuvo reservado el tema de defensa de la nación a los militares, pero el cambio fue abrir eso; darle participación a los militares en otros espacios y a los civiles también darle responsabilidades en el campo de la defensa de la soberanía. Eso está en la Constitución en los artículos 322 y 326.

Usted dijo que la política de los Estados Unidos es cínica. ¿A qué se refería?

El presidente Obama le dijo al mundo que con o sin autorización de la ONU o con o sin autorización del Congreso de su país, él iba a intervenir militarmente en Siria. Allí hubo 200 mil muertos en dos años. Al principio calificaba a Bashar al Assad de carnicero y ahora de aliado en su lucha contra el Estado Islámico, dejando de lado tanto a la oposición que financió como a los 200 mil muertos. No se puede ser tan irresponsable y cínico en la política. Eso es infame.

¿Cuál será el desenlace de esto?

Uno no puede adelantarse, pero vemos con mucha gravedad ese decreto, porque siempre que se hace uno de esas características es el preámbulo de sanciones de mayor talante, como acciones militares, bloqueos económicos, comerciales y financieros a naciones. Así como la realización de acciones encubiertas con fines desestabilizadores. En América Latina la historia es de lágrimas; es de sangre. Más de 88 intervenciones, casi todas sin autorización del Congreso. Y la sumatoria de intervenciones regionales, entre ellas la autorización en Guyana a una empresa norteamericana para la explotación petrolera en el territorio del Esequibo. Sí Venezuela muerde el anzuelo de la provocación, pudiera encenderse el infierno injerencista en el país. Por eso aplaudimos la posición de la Cancillería venezolana: mientras Obama promueve el instrumento de la guerra, nosotros planteamos el instrumento de la paz, de la diplomacia. Además, con una iniciativa de acción ciudadana, la recolección de firmas. Una expresión cívica. No es que estemos avalando al Presidente o al chavismo, estamos suscribiendo y acompañando lo que por humanidad es Unasur. El mundo entero se ha dado cuenta. Eso no quiere decir que sea chavista.

¿Es usted chavista?

No, no soy chavista. Eso no está en discusión. Ya llegará el momento en el que definamos electoralmente nuestras diferencias, este año serán las parlamentarias. Pero en este momento estamos es demostrando compromiso con la venezolanidad, con nuestra autodeterminación y con la soberanía. Es un mandato constitucional. Lo que se está defendiendo es a Venezuela, no a un gobierno, sino a todos los habitantes de un país.

Henry Ramos dijo que el decreto de Obama beneficiaba al gobierno porque dispersaba la discusión principal en el país, que es el tema económico. ¿Qué opinión le merece esa afirmación?

Creo que no se puede ser tan superficial y hay que ser más responsable en las declaraciones. Posiciones como esa son las que impiden que los sectores que adversan al gobierno, podamos ser una alternativa real de poder. Porque los errores que se han cometido de 2002 para acá han sido por esa posición indiferente, como si este asunto no nos perjudicara a todos. Es una reedición de los mismos actores y las mismas acciones políticas como golpes de Estado, desconocimiento de los resultados electorales, guarimbas. Son los mismos actores y las mismas posiciones. Siempre incongruentes.

Sánchez enumera:

2002: esta oposición dice que es democrática pero dan un golpe de Estado y en diciembre montan un paro petrolero

2004: se cree en el organismo electoral, pero declaran un fraude. Y llaman a protesta pacífica, pero montan las guarimbas, la primera edición

2005: se retiran de la AN y señalan fraude

2006: Acción Democrática no participa con su tarjeta en unas elecciones presidenciales

Y desde 2012 se vienen repitiendo sistemáticamente los mismos errores, las mismas acciones, con los mismos actores sin el menor propósito de enmienda, ni de pedir disculpas al país. Nosotros, la generación de 2007, asumimos un liderazgo para lograr una vía alterna para la toma del poder y ¿cuál fue la recompensa, el premio que nos dieron?, acribillarnos en el camino político.

Efusivo, el joven diputado concluye: La generación de 2007 no la acabó el gobierno, la acabó la Mesa de la Unidad. Que hoy es un cenáculo que toma las decisiones discrecionalmente. Eso tiene un saldo político que hay que analizar; en 2012 se perdieron 20 de 23 gobernaciones, luego se les ocurre decir que hay un fraude y denunciar que le robaron las elecciones a Henrique Capriles. La política se mide por resultados. En 15 años solo se ha tenido una victoria y ¿cuáles fueron las diferencias? Uno, estábamos nosotros; y dos, no estaban ellos.

Viéndolo en grueso, la gente no va a ver todo este análisis, van a decir que usted tiene un acercamiento con el gobierno de Nicolás Maduro. ¿Es eso cierto?

El diputado usa el recurso de la señora que lo interpeló molesta y él le respondió con esta serie de preguntas: ¿Por qué no se molestó cuando vio a Capriles en Miraflores con Maduro? ¿Por qué no se molestó cuando vio a David Smolansky o a Ramón Muchacho con Rodríguez Torres? O ¿por qué no se molestó cuando Evelyn Trejo abrazó a Nicolás Maduro? Entonces, ¿el problema es que se haga o que lo haga Ricardo Sánchez? Pues, a diferencia de lo que haga la Mesa de la Unidad, nosotros hacemos en público lo que ellos hacen en privado. Le dijimos al país nuestra posición: en octubre de 2012 nos fuimos de la MUD sin boleto de regreso porque no queremos responsabilidad sobre sus decisiones erradas de abandonar al pueblo. Nosotros tomamos el diálogo como bandera y desde ese momento nos empezaron a decir chavistas, traidores. Porque esa es la forma de actuar de la MUD: atacan al mensajero para no discutir la carta. Luego, ellos quisieron tomar la bandera del diálogo, pero después de haber desconocido los resultados de las presidenciales, con los perjuicios que eso significó para el país. Esa incongruencia persiste y hoy están cometiendo el mayor de todos los errores: entregarle la defensa integral de la nación al chavismo. Y el chavismo la está asumiendo y ¡no la va a devolver! Yo no entro en ese saco. Nosotros sí la asumimos, porque es un patrimonio de todos los venezolanos. El presidente de la República ha llamado a la unidad nacional, pudo hacerlo de manera discrecional, pero no, llamó a todos los factores a que se unan en un frente común.

¿Cómo pretende mantenerse entonces en la Asamblea separado de la MUD?

Yo no nací siendo diputado, como no me quita el sueño la visa americana, tampoco me lo quita un cargo. Hay muchos escenarios. Es muy compleja la creación de una tercera vía, pero tenemos dónde aferrarnos: el primer campanazo se dio el 8 de diciembre de 2013, 833.571 electores, casi un millón de venezolanos se desmarcaron de la polarización. No votaron ni por el Psuv ni por la MUD. Nosotros como organización tuvimos nuestros logros, en algunos casos quedaron nuestros candidatos a alcaldes de segundos por encima de los de la MUD y el problema es que se quieren invisibilizar, les dicen “ni ni”, es decir, no son nada. Pues nos desmarcamos de esa visión, hay alternativas. Aquí además de caraquistas y magallaneros hay aficionados a los otros equipos del beisbol. Para nosotros, es igual: Venezuela es mucho más que la suma del gobierno y la oposición. Nosotros queremos darle respuesta a quienes no están ni con el chavismo ni con esa oposición. Los políticos quieren resolver los problemas de los políticos, no los de la gente. Donde pensar distinto no sea un pecado.

¿Le apetece un cargo ejecutivo, ser alcalde o presidente?

Todos los venezolanos que estamos en la carrera política alguna vez pensamos en ser presidente de la Repúbica, pero, eso no está planteado, a mí me gusta mi trabajo parlamentario, mi trabajo en el área de seguridad ciudadana. He tenido logros: como el trabajo que se hizo para el bloqueo del uso de los celulares robados y eso disminuyó las estadísticas de robo de estos equipos y de los asesinatos asociados a este delito.

¿Hay en Venezuela una guerra económica?

No. Tenemos dificultades graves. No tengo la menor duda de que hay más de un trasnochado que pretende afectar al gobierno nacional por esta vía, pero está asociada a temas complejos. No es mi área, claro está. Pero es que son muchos factores.

¿Qué debería hacer el gobierno?

Debería tener un diálogo más inclusivo con el sector privado. Hay áreas estratégicas donde debe participar el Estado, por ejemplo, petróleo, salud, seguridad, pero hay otras en las que no, ¿qué hace el gobierno administrando areperas? Sin desmeritar lo que hace el gobierno promotor de actividades de la sociedad civil o poder popular, llámalo como quieras, en las que se invierte un capital para la reactivación del campo. Con eso estoy de acuerdo. Pero eso no riñe los intereses del Estado con el sector privado. Eso sí, hay ciudadanos que haciéndose llamar empresarios, siendo unos bandidos, se aprovechan de las prerrogativas para estafar a la nación con divisas. Yo quiero saber los nombres y ver a esos tipos presos.

¿Cómo es su relación con María Corina?

Nunca ha sido fácil, tenemos muchas diferencias. Incluso desde las elecciones parlamentarias, cuando nos la impusieron como candidata principal desconociendo el trabajo que traíamos de la calle.

¿Qué opina de la salida?

Eso es un retroceso con un altísimo costo, en tiempo, fueron 10 años y en términos electorales, pues, la expectativa no es positiva de cara a las elecciones parlamentarias. Hay incongruencias como la de Voluntad Popular, que pide firmas para una constituyente. ¿Será que piensan que la gente es gafa? Le dicen a la gente que en Venezuela hay una dictadura y que no se soluciona con votos y ahora se lanzan en las parlamentarias. ¿Entonces? Estos genios de la política tienen una pérdida tremenda en el asunto, incluso de la protesta, por ejemplo, en el ámbito territorial, se regresó a los “guetos” de Altamira, la autopista de Prados del Este y El Cafetal, dejando los espacios que habíamos ganado con las protestas que se hacían frente a las instituciones del Estado, es un retroceso.

DIFERENCIAS

¿En qué coincide usted con la oposición?

No hay una oposición en Venezuela, no existe. Existen muchas oposiciones que merecen ser reconocidas en su pluralidad; eso lo debe admitir el gobierno.

Entonces, ¿qué representa Chúo Torrealba?

El señor Chúo Torrealba no representa a la oposición, representa el acuerdo de cuatro o cinco personas que decidieron ponerlo ahí.

“Tú me preguntaste en qué coincidía con la oposición, yo te contesto qué me diferencia” (se lanza con una respuesta que abre otro tema importante, el de los presos). “Yo organicé no menos de 60 protestas contra el presidente Chávez, bien enérgicas, que a veces se salieron del marco pacífico. Pero nunca me mataron o me pusieron preso a un estudiante. Por eso puedo dormir tranquilo. Porque cuando uno es dirigente debe ser responsable, eso es fundamental”.

¿Qué opinión le merecen los presos que están en Ramo Verde?

Creo que Enzo Scarano nunca ha debido estar preso, el único delito que cometió fue ser uno de los mejores alcaldes de este país. La democracia se mejora con más democracia.

El caso de Ledezma nunca debió llegar a esa situación.

La verdad es que yo entiendo que María Corina o Leopoldo hayan firmado, ¿pero Antonio, un político tan veterano? Mi hijo de 7 años lee ese documento y no lo firma. Eso si no es un golpe, se parece igualito (dice entre sonrisas y retoma el tema).

El pueblo merece que se le diga la verdad, si hay elementos probatorios de un golpe de Estado, pues que se muestren, si hay oficiales, civiles, pruebas contundentes que se muestren, sean internas o extranjeras, porque Nicolás Maduro es el presidente no solo del chavismo, sino también de todo el país. Si hay un golpe de Estado, que se muestren las pruebas ya. Por eso insisto en que hay que cuidar las formas, el que haya cometido un delito que cumpla con sus responsabilidades.

Últimas Noticias

También podría gustarte