El gobierno de Bolivia denuncia el impacto millonario que provocó el paro aduanero de Chile

29

La Asociación Nacional de Funcionarios de Aduanas de Chile (Anfach) suspendió el paro indefinido que cumplía desde hace 10 días, causando serios perjuicios al comercio exterior de Bolivia. Un reporte del Gobierno y de los exportadores da cuenta de que cada día se dejó de mover $us 11 millones por esa frontera.

Mientras la organización sindical Anfach instruyó a sus filiales de Arica y Punta Arenas convocar a sus bases para determinar las condiciones y los plazos para restablecer sus funciones, los transportistas bolivianos y los exportadores siguen evaluando en detalle los efectos de la medida chilena.
En los 10 días de paro se perdieron alrededor de $us 110 millones, de acuerdo con los cálculos del Gobierno y de los privados. El tránsito por esa región fronteriza sigue lento.

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia confirmó el daño económico y el Viceministerio de Transporte anunció que denunciará los perjuicios ante la la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi) y la OEA.

La Asociación de Transporte Internacional (Asociatrin) informó de que las labores aduaneras han sido restablecidas gradualmente.

Según el diario digital Emol, los funcionarios de Chile ejecutaron la medida de presión para exigir al Gobierno el incremento de personal de planta. El presidente de la Anfach, Marcelo Reyes, informó de que por el momento se coordina la primera reunión con autoridades de ese país, que prevé ser pautada para el martes o miércoles de la próxima semana.
“Queremos avanzar rápido en un acuerdo. Así que desde este momento damos la instrucción de Arica a Punta Arenas de volver a nuestras funciones”, indicó.

En medio de ese conflicto, el Gobierno boliviano expresó su “enérgica protesta” por el paro aduanero en Chile y urgió a La Moneda resolver ese conflicto, que paralizó el tránsito del comercio ultramarino de Bolivia y perjudicó a decenas de camioneros de carga pesada.

Despacho de carga 

Con el objetivo de apurar el despacho de carga en suelo boliviano, la Aduana Nacional de Bolivia amplió el horario de atención en frontera hasta despachar el último medio de transporte que se encuentre en fila. En ese marco, se asignaron 23 funcionarios que el viernes atendieron hasta después de las 20:00, que es la hora en que habitualmente se cierra el control aduanero en ese lugar.

El Deber

También podría gustarte