Tribunal chileno decide expulsar a los 9 bolivianos detenidos en Iquique

11

Justicia de Chile condena y decide expulsar a los nueve bolivianos en los próximos 30 días

Mauricio Quiroz / La Paz

El juzgado del tribunal chileno de Pozo Almonte condenó este miércoles a los nueve funcionarios bolivianos, detenidos desde marzo, a una pena de tres años de presidio, pero aplicó la medida sustitutiva de expulsión de ese país.

La jueza de garantías Isabel Peña leyó la sentencia en presencia de los acusados y el fiscal de Tarapacá Hardy Torrez, quien había pedido la pena mínima de tres años durante la sustanciación del juicio abreviado que se instaló el martes. (21/06/2017)

El capitán de Ejército Alex Carvajal, el suboficial Carlos Calle y los funcionarios aduaneros Arsenio Choque, Casimiro Tórrez, David Quenallata, Karl Luis Guachalla, Bryan Quenallata, Edilberto Raúl Flores y Diego Guzmán fueron detenidos y posteriormente encarcelados cuando luchaban contra el contrabando en la zona fronteriza, el 19 de marzo.

Todos fueron, en primera instancia condenados a la pena de 3 años y un día de presidio por delito de robo con intimidación y violencia.

Adicionalmente, el tribunal condenó a los dos militares bolivianos a pena de 3 años y un día de presidio por delito de porte ilegal de arma de fuego prohibida.

Asimismo, los tanto los militares y aduaneros bolivianos fueron condenados a pena de multa de 32 millones de pesos chilenos (equivalentes a $us 64.000) por el delito de contrabando.

Los uniformados además fueron sancionados con la prohibición de ingreso a Chile por 20 años, mientras que los aduaneros no pueden hacerlo durante 10 años.

El dictamen señala que si vulneran a esa prohibición serán pasibles al cumplimiento de la pena de cárcel.

La Razón


La defensa boliviana no queda satisfecha

La jueza de Pozo Almonte, Isabel Peña, decidió sentenciar a los nueve funcionarios bolivianos con la sentencia mínima de tres años de cárcel y ordenó su expulsión de suelo chileno. La decisión jurídica no satisface a la defensa boliviana liderada por el abogado chileno Claudio Vila, ya que solicitó el recurso absolutorio por no haber existido ningún delito.

A las 14.00 de hoy se reinició la audiencia. Minutos antes ingresaron a la sala de audiencias del juzgado de Pozo Almonte, al norte de Chile, los nueve detenidos enmanillados y con grilletes en sus pies. La Fiscalía del vecino país ofreció el proceso abreviado y los nueve imputados aceptaron el ofrecimiento. Además, la parte acusadora pidió penas mínimas para los connacionales: tres años por los supuestos delitos de robo y portación ilegal de armas y multa económica por la supuesta falta de contrabando.

“Se dicta estas condenas en base a los antecedentes dispuestos”, detalló Peña. Esta decisión obliga a la expulsión de los nueve bolivianos, que ya fue tramitada por la defensa. Vila no se mostró nada conforme ya que se mantuvo con la posición boliviana de que no se cometió delitos que hubieran llevado a los estrados a los nueve bolivianos.

El Deber


Tribunal decreta expulsión de nueve bolivianos detenidos en Iquique

La tarde de este miércoles, pasadas las 14.00 horas, en el Juzgado de Garantía de Pozo Almonte se realizó la audiencia donde se entregó la sentencia del juicio abreviado que enfrentaron el día de ayer los nueve bolivianos detenidos el 19 de marzo en la I Región.

Según precisa el fallo de 46 páginas que leyó la magistrada Isabel Peña, los nueve individuos fueron condenados por los delitos de robo con violencia y contrabando. Además, dos de ellos por porte ilegal de armas.

De esta forma, Alex Carvajal, Carlos Calle, Arsenio Choque, Casimiro Tórrez, David Quenallata, Karl Luis Guachalla, Bryan Quenallata, Edilberto Raúl Flores y Diego Guzmán fueron condenados a y al pago de una multa de poco más de 32 millones de pesos, por el delito de contrabando. Así, Carvajal y Calle fueron condenados a tres años y un día más, por el delito de porte ilegal de armas.

Dichas penas de privación de libertad, eso sí, serán sustituidas por su expulsión del país, la cual deberá materializarse dentro de los próximos 30 días. Se determinó, para el primer grupo de condenados, que no podrán ingresar al país en al menos 10 años, mientras que el segundo en al menos 20.

Como se comunicó durante la diligencia, el actuar de los imputados no fue motivado por la persecución de un delito, pues se han logrado acreditar los elementos propios del delito de robo con violencia. No se considera como una atenuante para su condena, los presuntos delitos que pudieran haber estado cometiendo las víctimas de los hechos que perpetraron y por los cuales fueron formalizados.

Se estableció, también, que no parece lógico ni coherente que profesionales altamente calificados no portaran un sistema georeferencial que le permita tener certeza de dónde se encontraban, sobre todo, cuando ellos mismos reconocieron que en dicha zona no se puede saber a simple vista si se está en Chile o en Bolivia. Por ello, se estableció que los nueve sujetos sabían en todo momento que estaban en territorio chileno.

La jueza comunicó que su calidad de funcionarios públicos de Bolivia, no le resta validez a los delitos que se dieron por acreditados. No cuentan con inmunidad diplomática, por lo cual les es aplicable la legislación penal nacional.

Hay que recordar que los nueve individuos permanecieron poco menos de tres meses en prisión preventiva, desde el 22 de marzo, día en que fueron formalizados.

El Ministerio Público había solicitado que los bolivianos sean declarados culpables en los tres delitos y multados con el pago de $32.176.272, mientras que la defensa, pedía que en el caso que fueran declarados culpables, la pena se sustituya con la expulsión del país.

La Tercera

También podría gustarte