Demanda marítima: Chile cierra la ronda de alegatos y se estima que la CIJ emita su fallo a fin de año

52
Contexto Nodal
El 24 de abril de 2013 el gobierno de Bolivia presentó ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya una demanda para exigirle a Chile la negociación de una salida soberana al mar. Chile cuestionó la competencia del tribunal pero el 24 de septiembre de 2015 la CIJ se declaró competente para continuar evaluando el reclamo. Bolivia perdió 400 kilómetros de costa, su única salida al mar y 120 mil km2 de territorio en la llamada Guerra del Pacífico (1879-1883).

Defensa chilena acusa a Bolivia de “alejarse del derecho”

Chile inició su última intervención ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, en respuesta a la demanda marítima de Bolivia.

La defensa nacional, que sustenta sus argumentos en el Tratado de 1904, busca imponer su postura de no negociar con Bolivia.

Al igual que en las jornadas previas, la audiencia se extenderá durante tres horas.

Harold Koh, abogado estadounidense, inició la defensa chilena en esta última jornada, desestimando el caso de Bolivia: “Los alegatos del lunes nos han demostrado que han fracasado completamente”, dijo, añadiendo que “debe ser desestimado en su totalidad”.

“Bolivia se basa en la continuidad o en la acumulación”, precisó.

Asimismo, aseguró que Bolivia sigue sin responder desde cuándo data esta obligación chilena de negociar y cuál es el sustento jurídico; tampoco el contenido, según Koh. Afirmó que aún no explican en qué consistiría ese “acceso soberano” al mar.

El abogado cerró su intervención afirmando que la defensa boliviana lanza todo lo posible, apelando a que algo sirva.

Jean-Marc Thouvenin, abogado francés, insistió en que Bolivia ha cambiado sus argumentos y reinventado su demanda, agregando que la CIJ no debería referirse a este problema, puesto que el Pacto de Bogotá impide referirse a tratados resueltos, ya que son asuntos internos de los países.

“Si la tesis de Bolivia es correcta cualquier Estado, que se sienta víctima de injusticia, podría obligar a sus vecinos a negociar”, insistió Thouvenin, descartando los argumentos bolivianos de la acumulación y asegurando que no se trata de una reivindicación, sino de aspiración.

El jurista concluyó su intervención afirmando que la obligación de negociar se extingue cuando hubo intentos fallidos.

Intercambio de notas

Sam Wordsworth, en tanto, cuestionó los documentos y notas diplomáticas con los que argumentó la parte demandante, descartando que exista una continuidad que sustente el argumento boliviano.

Recordó que Chile se había comprometido a escuchar las propuestas bolivianas por un puerto, sin embargo, nunca hubo respuesta, puesto que ellos abandonaron las negociaciones.

“Chile nunca firmó ninguna nota que haya estado dispuesto a negociar en esos términos”, manifestó, refiriéndose a una posible salida al mar.

Echando por tierra la continuidad, el inglés reveló que en la década de 1960 hubo notas con un tenor diferente, puesto que ya no se mencionaba una posible negociación.

Posteriormente abordó la declaración conjunta de Charaña, cuando los dictadores Augusto Pinochet y Hugo Banzer iniciaron conversaciones. Sin embargo, Bolivia no continuó con el diálogo y no nombró un agente especial.

“Bolivia puso fin definitivo al proceso de Charaña y cortó las relaciones diplomáticas. Si hubiese existido obligación de negociar, ya estaría cumplida”, sentenció.

Resoluciones internacionales

Posteriormente, Mónica Pinto basó sus argumentos en las resoluciones de la OEA, precisando que no son vinculantes.

“Bolivia confunde efecto jurídico con efecto jurídico vinculante, una resolución carece de efecto jurídico vinculante”, criticó, añadiendo que Chile ha actuado de buena fe durante todo el tiempo, lo que Bolivia no ha sido capaz de desacreditar.

En el mismo ámbito, Pinto aclaró que las resoluciones de la OEA nunca han mencionado una disputa entre ambos países, sino que sólo una diferencia. “Una recomendación carece de efecto jurídico vinculante”, reiteró.

Sir Daniel Bethlehem, otro miembro del equipo jurídico, cuestionó los relatos bolivianos. “Chile no acepta la visión de la historia de Bolivia, es parcial e interesada”, dijo, precisando que la defensa nacional sólo se basa en el derecho.

El británico también citó un mensaje por Twitter del presidente de Bolivia, Evo Morales, cuando publicó que “Antofagasta fue, es y será boliviana”. “Hoy Bolivia se comunica con Chile mediante los tuits de su presidente”, acusó.

Argumentando que Bolivia ha variado sus argumentos y se ha alejado del derecho, explicó que sus peticiones se basan en tres puntos: reivindicación por una injusticia histórica, tratando de enderezar lo ocurrido en el siglo XIX; obligación de negociar por cartas; y la propia OEA. Con ello, refuerza que no hay nada jurídico que respalde.

Biobio Chile


Chile – Piñera da señal de unidad ante La Haya: “Defender con convicción nuestra soberanía no tiene colores políticos”

Junto a un grupo de parlamentarios y el comité político, el Presidente Sebastián Piñera analiza desde La Moneda los alegatos orales que se realizan esta mañana en el tribunal internacional de La Haya.

A través de su cuenta de Twitter, el Mandatario recalcó que el equipo que lo acompaña es de distintos sectores políticos, dando a entender que frente a la demanda marítima boliviana, Chile está unido.

Durante esta jornada Chile presenta la respuesta a la réplica boliviana, expuesta en pasado lunes. El fallo se espera para fines de este 2018.

24 Horas


Bolivia comienza a desmontar su cuartel general en La Haya con la mirada puesta en el post fallo

La delegación boliviana comenzó el martes a desmontar su cuartel general emplazado en La Haya, sede de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), después de días intensos de planificación y coordinación de la estrategia jurídica que remató en las dos rondas de alegatos orales en ese alto tribunal, con la mirada puesta en el post fallo.

En esta ciudad, famosa por sus tulipanes, molinos y quesos, permanecen los funcionarios necesarios, a la espera de los contra argumentos que presentará hoy, miércoles, Chile; que se espera sean, lo menos, de tono alto y discordantes.

El presidente Evo Morales, que acompañó la presentación de los alegatos orales, retornó a Bolivia sólo un par de horas después que los abogados del equipo boliviano pusieron en el tapete los argumentos por los cuales la Corte debería fallar por una obligación de Chile a negociar una salida al Pacífico.

Antes de retornar a Bolivia, el jefe de Estado consideró mantener el equipo, los asesores, entre ellos, expresidentes y excancilleres con la mirada puesta en el post fallo.

“Cómo nos movilizamos en el post fallo, esa fuerza de la razón nos puede devolver lo que todos soñamos: volver al Océano Pacífico”, remarcó en un almuerzo que compartió en un hotel de La Haya con la delegación boliviana; frase que prácticamente se convirtió en el pistoletazo para perfilar la nueva estrategia de la demanda marítima boliviana.

Morales lideró la petición desde su presentación, en abril de 2013, organizó la logística y, en la última fase, concurrió a las audiencias de los alegatos en un hecho inédito en ese alto tribunal, en una acción que fue calificada de excepcional para un jefe de Estado

El Primer Mandatario felicitó el trabajo del equipo jurídico nacional e internacional y destacó la labor del agente boliviano en la CIJ, el expresidente Eduardo Rodríguez Veltzé (2005), del coagente Sacha Llorenti, de los expresidentes Guido Vildoso (1982), Jorge Quiroga (2001-02) y Carlos Mesa (2003-05) y de los excancilleres, Javier Murillo de la Rocha, Carlos Iturralde y Gustavo Fernández, al subrayar que esa tarea debe continuar, que “ese trabajo debe consolidarse”, pensando en el post fallo.

Pidió también preparar la mejor política para reanudar la relación bilateral con Chile, en la línea de “construir puentes de entendimiento y no muros de enfrentamiento”, como remarcó en su discurso al cierre de los alegatos bolivianos en la CIJ.

El frenesí en los hoteles, en los que se hospeda la delegación boliviana, principalmente el Marriott y el Crowne Plaza ha bajado de revoluciones, tomando en cuenta que, ahora, el interés está centrado en los alegatos de Chile, que emplazó su delegación en el Hilton Hotel.

Los periodistas chilenos, que buscaban declaraciones de los funcionarios y abogados bolivianos, en actitudes más cercanas a los paparazzi y con modales hasta irreverentes, como criticó la ministra de Comunicación de Bolivia, Gisela López, virtualmente han desaparecido.

El Canciller boliviano, Fernando Huanacuni, que lidera ahora el equipo en La Haya, coincidió en afirmar que existen otros retos y “lenguajes” para asumir el momento histórico que vive Bolivia y concordó con la idea de buscar ideas y “palabras precisas” para buscar unidos un nuevo horizonte.

“Este es nuestro tiempo, la historia nos está acompañando. Estamos construyendo una nueva historia”, refrendó.

Bolivia demanda en la Corte Internacional de Justicia que Chile se avenga a una negociación para otorgar una salida soberana al Pacífico tras una serie de cabildeos en más de 100 años de enclaustramiento, tras la invasión de tropas chilenas y posterior guerra de 1879.

Los letrados chilenos presentaran esta mañana, miércoles, sus contra alegatos, y se estima que hasta fin de año la Corte emita el fallo a la demanda boliviana.

www1.abi.bo/abi/index.php?i=398874


Sigue en vivo los alegatos de Chile en la Corte de La Haya

También podría gustarte