Bolivia: editoriales de Correo del Sur y Cambio sobre la demanda marítima

39

El fallo de La Haya y la polarización política

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

El anuncio hecho por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya sobre su decisión de dar a conocer el lunes 1 de octubre su veredicto sobre la causa interpuesta por Bolivia para lograr que Chile se avenga a dialogar con Bolivia de buena fe para atender nuestra demanda de recuperar un acceso soberano al Océano Pacífico, ha vuelto a poner el tema en el primer lugar de la agenda informativa nacional.

Como era de esperar, quien más ágilmente reaccionó ante tal anuncio fue el Presidente Evo Morales quien, además de expresar su sorpresa por lo pronto que llegará tan importante fallo, decidió dedicar al asunto toda su atención durante las próximas dos semanas.

El primer paso dado en ese sentido ha sido la convocatoria a exjefes de Estado y excancilleres del país para que acudan a una reunión en la que se analizará la estrategia que nuestro país adoptará a partir del 1 de octubre. Llamado al que las personalidades convocadas se han mostrado dispuestas a asistir con su mejor buena disposición.

Es muy alentador que así sea pues, si hay algo que nos une a los bolivianos muy por encima de nuestras eventuales discrepancias sobre cualquier otro asunto, es sin duda la causa marítima.

Lamentablemente, esta que podría ser una extraordinaria oportunidad para reforzar nuestras coincidencias y atenuar nuestras desavenencias, resulta opacada por la marcada tendencia hacia una creciente polarización del ambiente político nacional.

Hasta hace poco, tal como lo destacamos en más de una ocasión en este espacio editorial, el Primer Mandatario supo ponerse a la altura del desafío histórico y honró su compromiso de no utilizar este proceso con fines de política interna. Como contrapartida, los ex mandatarios y ex cancilleres obraron de igual manera. E incluso los principales líderes de la oposición tuvieron la hidalguía de pasar por encima de sus desacuerdos con las fuerzas gubernamentales para dar su apoyo a la estrategia gubernamental.

Sin embargo, a medida que se acerca la hora de las definiciones, proliferan entre algunas importantes autoridades y parlamentarios una actitud diferente. Se oyen cada vez con mayor frecuencia expresiones cargadas de excesiva frivolidad. Lo que a su vez da pie a que en las filas de la oposición también se antepongan los cálculos proselitistas a la hora de tomar una posición sobre el tema.

Por eso, ahora que se acerca el día decisivo, urge más que nunca exhortar a los actores del sistema político, tanto del oficialismo como de la oposición, que se abstengan de utilizar este tema como bandera de campañas proselitistas.

Ahora que se acerca el día decisivo, urge más que nunca exhortar a los actores del sistema político, tanto del oficialismo como de la oposición, que se abstengan de utilizar el tema marítimo como bandera de campañas proselitistas

Correo del Sur


UNIDAD ANTE EL FALLO SOBRE LA DEMANDA MARÍTIMA

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

De acuerdo con las previsiones oficiales, desde poco antes del mediodía de mañana, los exmandatarios y expresidentes dialogarán con el Gobierno nacional sobre las perspectivas y estrategias posteriores al fallo de la Corte Internacional de Justicia.

Convocados por el Presidente, el objetivo es, según lo ha anunciado, compartir diversos criterios u opiniones, y escuchar sugerencias o recomendaciones para las posteriores acciones del país, en la tarea de mediano y largo plazo que es recuperar un acceso marítimo con soberanía mediante una negociación obligatoria a partir de la sentencia que se conozca el 1 de octubre.

Pero aparte de acompañar entre todos, sin distanciamientos políticos e ideológicos, el inicio de la previsible nueva etapa de diálogo y negociaciones, como esperan las autoridades, se debe aguardar unidos la sentencia, de acuerdo con la invitación del Jefe de Estado, convencido él de que, una vez conocido el dictamen de La Haya, comenzará en realidad otra historia en las relaciones no sólo diplomáticas de Bolivia y Chile.

Mucho más si se tiene en cuenta que el dictamen es de carácter inapelable, lo que supone el cierre del juicio con el cual el Estado Plurinacional pudo sentar al Estado chileno en el banquillo de los acusados del mayor tribunal mundial de justicia.

Evo Morales ha expresado que su gran deseo es acabar con los históricos temas pendientes con nuestro vecino, en la seguridad de poder conversar acerca de ellos con su homólogo, Sebastián Piñera. El reto de fondo que deben asumir gobiernos y sociedades es no dejar diferido el conflicto para las nuevas generaciones en el entendido de que ambos países nunca dejarán de ser vecinos ni de estar geográficamente hermanados.

Como la decisión de la Corte será esperada por bolivianos y chilenos, además de todos los países del mundo, será prudente asimismo no sólo suspender cualquier evento nacional, sino también bajar las tensiones generadas por las partes en disputa dentro de los problemas domésticos del acontecer nacional, para esperar de manera unida el fallo con la certeza de que sí será favorable a las aspiraciones más entrañables del pueblo.

Cambio


VOLVER
También podría gustarte