Honduras: el juicio por Berta Cáceres se reanudará con los magistrados recusados por la familia

40

La Corte de Apelaciones de Honduras rechazó este miércoles el caso de impugnación contra el Tribunal que lleva el juicio del asesinato de la activista Berta Cáceres, recurso judicial presentado por la defensa al no encontrarse conforme con el trabajo desempeñado por los jueces de esa instancia.

Ante la negativa del fallo, las audiencias seguirán bajo la dirección de los mismo magistrados, quienes presiden la investigación. Pese a que la familia ha denunciado en diferentes oportunidades que existen “incógnitas e imparcialidad entorno a la investigación”.

“Ahora el juicio debe seguir con el mismo Tribunal que ha violentado el debido proceso”, denunció el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh) en referencia al rechazo de la recusación.

Asimismo, manifestaron su preocupación ante el hecho, ya que a su juicio esto constituye el cierre del sistema judicial del país, y reduce las posibilidades de un proceso justo para la resolución del asesinato de Cáceres ocurrido en marzo de 2016.

La Copinh subrayó que pese a la decisión de la Corte velarán porque los juicios orales se hagan de manera correcta, al tiempo que señalaron que no descartarán denunciar cualquier nueva irregularidad.

“Ahora van a tener que tener más cuidado con sus decisiones, debido a que con el antecedente de la recusación saben que los vamos a denunciar por todas las arbitrariedades que realicen”, advirtió la organización indígena hondureña.

En Contexto

Tras el asesinato violento de la líder indígena de la comunidad lenca Berta Cáceres, hace más de dos años, solo se han procesado a nueve presuntos responsables del crimen en un juicio en el que se han suspendido numerosas audiencias, lo que llevó a los familiares de la víctima ha interponer el recurso de recusación por las irregularidades del debido proceso.

Además, el Tribunal ha negado el carácter político que tiene el homicidio, de la también activista ecológica, quien días antes de su asesinato denunció a la corporación Desarrollos Energéticos Sociedad Anónima (DESA) por iniciar la construcción de un proyecto hidroeléctrico en un territorio que pertenecía a la comunidad indígena lenca de Honduras.

Telesur


Alerta! Familia Madrid empleados de la empresa DESA ataca a comunidad de Río Blanco

En estos momentos miembros de la familia Madrid están realizando un ataque armado con machetes en contra de la comunidad de Río Blanco en la zona de la Vega del Achotal, zona de cultivo cuidada por la comunidad Lenca.

Esta misma familia Madrid es la que ha robado la tierra ancestral de la comunidad de Río Blanco, para luego venderla ilegalmente a la empresa DESA. Así mismo son utilizados para provocar violencia en las manifestaciones por justicia para Berta del COPINH como la semana pasada el 17 de septiembre en el inicio del juicio.

Responsabilizamos por la violencia generada en esta comunidad a la empresa DESA que a pesar de estar claramente vinculada al asesinato de nuestra compañera Berta Cáceres sigue operando en la zona y creando terror para continuar con el proyecto de muerte Agua Zarca.

Responsabilizamos a las autoridades del Estado de Honduras por la violencia contra la comunidad de Río Blanco, en especial a la alcaldía de Intibucá que ha otorgado dominios plenos de manera ilegal en sector y no lo ha solucionado y al Instituto Nacional Agrario que ha evitado cumplir con su deber de respeto de las tierras de las comunidades indígenas.

Esta violencia es la generada por la influencia de las empresas privadas que crean la división de las comunidades y la violencia para imponer los proyectos de muerte.

El irrespeto del derecho a la autodeterminación, base del derecho a la consulta es la fuente de las agresiones y violencia. La ley que pretende aprobar el gobierno irrespetando este derecho va a significar más sangre derramada en las comunidades indígenas.

Llamamos a la comunidad internacional a que insten a las autoridades hondureñas para que se respete la vida de las y los miembros de la comunidade de Río Blanco.

Dado en La Esperanza, Intibucà 26 de septiembre 2018

Con la fuerza ancestral de Berta, Lempira, Mota, Etempica, Iselaca se levantan nuestras voces llenas de vida, justicia, libertad, dignidad y paz.

#LaMuerteNoEsDesarrollo

Copinh


VOLVER
También podría gustarte