Venezuela: Bolivia, México y Caricom no apoyaron la declaración del grupo de contacto creado por la UE

71

Bolivia, México y Caricom no apoyaron declaración del grupo de contacto sobre Venezuela por plantear puntos injerencistas

Tras concluir este jueves la conferencia internacional sobre la situación política de Venezuela, celebrada este jueves en Montevideo, capital uruguaya, la declaración final del denominado Grupo Internacional de Contacto (IGC, por sus siglas en inglés) no fue adoptada unánimemente por los países participantes.  Según lo leído por el canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, el grupo pretende nuevas elecciones presidenciales, desconociendo las celebradas en mayo de 2018, en las cuales ganó el presidente Nicolás Maduro con el 67 por ciento de los votos. Además, que se permita el ingreso de una “ayuda humanitaria”,denunciada por el Gobierno venezolano como una excusa para lograr la intervención en la nación suramericana.

Según el canciller Nin Novoa, entre los países que respaldaron la declaración no se encuentran Bolivia, México ni los Estados miembros de la Comunidad del Caribe (Caricom).

La conferencia fue convocada por los Gobiernos de México y Uruguay, que decidieron adoptar una posición neutral y de no intervención, ante otros países de la región que reconocieron al autoproclamado Juan Guaidó como “presidente encargado”, un acto no contemplado en la Constitución venezolana.

Diferencias con el Mecanismo de Montevideo

Los objetivos de la declaración final de la conferencia internacional son diferentes al Mecanismo de Montevideo propuesto por los cancilleres de Uruguay y de México, Marcelo Ebrard, en el cual se establecieron cuatro fases para lograr el diálogo en Venezuela entre las partes involucradas.

  • Primera fase: Un diálogo inmediato y la generación de condiciones necesarias para lograr un contacto entre las partes implicadas en el conflicto.
  • Segunda fase: Negociación, presentación de la los resultados del diálogo y un espacio para la flexibilización de posturas que permita encontrar puntos en común entre las partes.
  • Tercera fase: Compromiso y suscripción de los acuerdos.
  • Cuarta fase: Implementación y materialización de los acuerdos con el apoyo de un acompañamiento internacional.

Sin embargo, los representantes de México y Bolivia destacaron que la declaración del IGC plantea puntos injerencistas en los asuntos internos de Venezuela, ya que pretende imponer acciones que no son de su competencia, como la celebración de elecciones presidenciales o el ingreso de “ayuda humanitaria”.

Al respecto, el canciller boliviano Diego Pary aseveró que su Gobierno no se adhirió a la declaración porque “no podemos acompañar un texto que haga referencia a la realización de elecciones (…) este es un tema interno de Venezuela y ellos son los que deben definir sus dificultades y de qué manera los van a resolver”.

Asimismo instó a los países que han ejecutado sanciones ilegales y unitarias contra Venezuela a que las levanten, ya que considera que “el bloqueo a Venezuela es aquello que está afectadon la economía” de la nación.

¿Quiénes participaron?

En la conferencia partiparon el denominado Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela, el cual está integrado por ocho miembros de la Unión Europea (UE): Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Portugal, España, Suecia y Reino Unido. También asistieron los representantes de Bolivia, Costa Rica, Ecuador, México y Uruguay.

Además, estuvo presente la alta representante de la UE para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, y el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez.

Objetivos de la conferencia internacional

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay explicó en un comunicado que “el propósito de la conferencia es sentar las bases para establecer un nuevo mecanismo de diálogo que, con la inclusión de todas las fuerzas venezolanas, coadyuve a devolver la estabilidad y la paz en ese país”.

Aseguró que la iniciativa responde al llamado del secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, “de apostar por el diálogo frente a quienes niegan que exista esa posibilidad”.

Por su parte, el grupo de la UE indicó que la conferencia internacional sobre Venezuela busca “contribuir a crear las condiciones para que surja un proceso político y pacífico, que permita a los venezolanos determinar su propio futuro”, mediante la “celebración de elecciones libres, transparentes y creíbles, en línea con la Constitución del país”.

El presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, se pronunció en apoyo a la conferencia internacional para promover un mecanismo de diálogo en Venezuela.

Por su parte, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se pronunció a favor del Mecanismo de Montevideo, que propone cuatro fases para el diálogo. Esto fue acordado en la reunión del miércoles 6 de febrero entre 14 países del CARICOM, México, Bolivia y Uruguay. El Gobierno venezolano ha denunciado un golpe de Estado en curso, apoyado por EE.UU., con la autoproclamación del opositor Juan Guidó como “presidente encargado”, lo cual no está contemplado en la Constitución. Además, esto contradice lo expresado por los venezolanos en las elecciones de mayo de 2018, cuando el 67 % por ciento del padrón electoral votó por Nicolás Maduro.

Alba Ciudad


Con carta magna en mano, Ebrard descarta injerencia de México en Venezuela

“México, por mandato constitucional no puede apoyar la injerencia política en otros países. No podemos participar en algo que implique que nosotros determinemos el proceso electoral”, afirmó el canciller Marcelo Ebrard en Montevideo.

En conferencia de prensa, en el marco de la Reunión del Grupo de Alto Nivel (GIC) para tratar de resolver la crisis en Venezuela, dijo: “No hay contradicción entre las posturas del Mecanismo de Montevideo (que integran Uruguay, México y la Comunidad del Caribe) y la de del GIC: Son diferentes posiciones políticas”.

La diferencia entre el GIC y el Mecanismo de Montevideo es que este último “no ha puesto ningún condicionamiento a la comunicación entre las partes”, dijo.

Y precisó que el Grupo Internacional de Contacto resolvió pedir la celebración de elecciones libres en Venezuela.

El titular de Relaciones Exteriores señaló que México no integra el GIC, pero sí presentó este miércoles junto con Uruguay y la Comunidad del Caribe (CARICOM) un Mecanismo que establece 4 fases para ayudar a solucionar la crisis venezolana, pero no habla de realizar elecciones en la nación caribeña.

Comunicó que compartió con el GIC el Mecanismo de Montevideo.

Reiteró que en el caso de Venezuela se tiene que tener una salida política y adelantó que a partir de la semana entrante van a tratar de iniciar los contactos entre las partes Rebeca Grynspan, Enrique Iglesias, Bernardo Sepúlveda y sir David Simons, personalidades de reconocida experiencia internacional y calidad moral que acompañarán el Mecanismo.

“Se van a empezar a ver los temas más urgentes, como la situación humanitaria. Vamos a ver sí somos útiles porque se requeriría que las partes estuvieran de acuerdo”.

De la Reunión del Grupo de Alto Nivel en la capital uruguaya, comentó que fue productiva. Y agradeció “que nos incluyeran. No somos parte de ese Grupo. Pudimos determinar que tenemos posiciones políticas distintas”.

El Sol Tijuana


Montevideo: Grupo sobre Venezuela apoyará elecciones libres, respeto de derechos humanos y envío de ayuda humanitaria

DECLARACION FINAL  —-  7 DE FEBRERO

REUNIÓN DEL GRUPO DE CONTACTO INTERNACIONAL

Conscientes de la severidad de la crisis actual en Venezuela y de su impacto en la región y profundamente preocupados por la difícil situación de su pueblo, el Grupo de Contacto Internacional (GCI) sobre Venezuela mantuvo su primera reunión en Montevideo el día 7 de febrero de 2019.

 El GCI apunta a forjar un abordaje internacional común para apoyar una resolución pacífica, política, democrática y propiamente venezolana de la crisis excluyendo el uso de la fuerza a través de elecciones presidenciales libres, transparentes y creíbles, de acuerdo a la Constitución venezolana.

Para que Venezuela pueda superar la presente crisis, es crucial restaurar la plena democracia, el estado de derecho, la separación de poderes y el respeto por el mandato constitucional de las instituciones del país, más particularmente la democráticamente electa Asamblea Nacional.
El GCI destaca que las libertades fundamentales y los derechos humanos de todos los venezolanos debe ser respetada. Deplora los muertos y heridos causados por el excesivo uso de la fuerza y subraya que el uso de la violencia no es nunca una solución.

En su primera reunión, el Grupo analizó la situación del país y discutió sobre como el Grupo podría ayudar para encontrar un camino pacífico que pueda conducir a la celebración de nuevas elecciones presidenciales con todas las condiciones y garantías necesarias en conformidad con la Constitución, como fuera establecido en los términos de referencia del GCI.

El GCI también reconoce la crisis humanitaria que se continúa profundizando día tras día, afectando a millones de venezolanos. El Grupo expresó su compromiso de desplegar más asistencia en áreas de necesidad y coordinar su entrega en conjunto con el Representante Especial de la ACNUR/OIM, Sr. Eduardo Stein.

Para dicho fin, el GCI,  a través de sus co-presidentes de esta reunión, procederán con los contactos necesarios con los actores venezolanos relevantes así como con los socios regionales e internacionales con el objetivo de: I) establecer las garantías necesarias para un proceso electoral creíble, en el menor tiempo posible, II) permitir la entrega urgente de asistencia de acuerdo a los principios internacionales de ayuda humanitaria.

A efectos de implementar ambas metas, el Grupo enviará una misión técnica al país.

El GCI convocará nuevamente una reunión a nivel ministerial a comienzos del mes de marzo para analizar el desarrollo

La declaración ha sido acordada por los siguientes miembros del Grupo Internacional de Contacto: Uruguay, Unión Europea, Costa Rica, Ecuador, España, Italia, Portugal, Suecia, Alemania, Francia, Países Bajos, Reino Unido.

ICN


Jefe de Estado ratificó apoyo a iniciativa de diálogo de México, Uruguay y Caricom

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, ratificó su apoyo a la iniciativa de los gobiernos de México, Bolivia, Uruguay y de las naciones de la Comunidad del Caribe (Caricom) de activar un mecanismo de diálogo entre el Gobierno Nacional y la oposición para solventar la situación política de Venezuela.

A través de su cuenta en la red social twitter, el mandatario nacional escribió el siguiente mensaje:

Este miércoles y jueves se lleva a cabo en Montevideo, Uruguay, la primera jornada de la conferencia de paz y diálogo por Venezuela.

La reunión tiene como propósito establecer un mecanismo de diálogo que coadyuve a mantener la estabilidad y la paz en el país.

La iniciativa del diálogo está contemplada en cuatro etapas para crear y fomentar condiciones ideales para encontrar soluciones a la crisis política que atraviesa Venezuela.

La primera de ellas corresponde a la generación de condiciones para el contacto directo entre los actores involucrados, “al amparo de un ambiente de seguridad”.

Luego se pasaría a la etapa de negociación, en la cual se hará la presentación estratégica de los resultados de la fase de diálogo a las contrapartes.

La tercera fase, compromiso, consistiría en la “construcción y suscripción de acuerdos a partir de los resultados de la fase de negociación, con características y temporalidad previamente establecidas.

Finalmente, se procedería a la implementación, correspondiente a la “materialización de los compromisos asumidos”, con el acompañamiento internacional.

Ciudad CCS


Ayuda humanitaria de EEUU llega a frontera de Colombia con Venezuela

Los camiones con ayudas humanitarias de Estados Unidos destinadas a Venezuela, llegaron este jueves a la frontera con Colombia, constató un equipo de la AFP en la zona.

Cerca de una decena de vehículos cargados de ayudas entraron a las 14H43 locales (19H43 GMT) al centro de acopio dispuesto por las autoridades colombianas en el puente internacional Tienditas, en la ciudad fronteriza de Cúcuta, como parte de un llamado urgente del autoproclamado presidente interino Juan Guaidó.

La caravana, que partió la víspera desde la ciudad de Bucaramanga (noreste), fue recibida con júbilo por un puñado de venezolanos agolpados en Tienditas, por donde se presume la oposición de Venezuela pretende hacer el cruce.

“Ayuda humanitaria ya”, se leía en letras negras en carteles amarillos alzados por los ciudadanos de esa nación.

Los insumos fueron recibidos por la estatal Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) de Colombia, que indicó en un comunicado que simplemente la recogerá y acopiará en un centro en la zona.

“De acuerdo con el cronograma establecido, en esta primera etapa del proceso, las ayudas serán organizadas dentro del espacio dispuesto en el centro de acopio, con el objetivo de realizar el proceso de custodia y resguardo, cumpliendo con el compromiso del Gobierno colombiano en esta operación humanitaria”, agregó.

En “próximas días” llegarán más cargamentos, a los que se sumarán otros que arribarán a Brasil y a una isla caribeña por definir, agregó la entidad.

Sin fecha de salida hacia Venezuela, la forma en la que cruzarán al país es un misterio, pues el gobierno de Nicolás Maduro, desconocido por Estados Unidos, la Unión Europea y varios países latinoamericanos, ha anunciado que no permitirá su entrada.

Por ello el líder opositor Guaidó, reconocido como mandatario encargado por unos cuarenta países, ha solicitado a los militares que permitan el ingreso de alimentos no perecederos y medicinas, en lo que expertos consideran una jugada política para medir la unidad de mando de las fuerzas armadas, bastión de Maduro.

El paso por el puente internacional de Tienditas, construido por ambas naciones aunque no ha sido inaugurado oficialmente, fue bloqueado por uniformados venezolanos el martes con dos contenedores y una cisterna de un camión de transporte de combustible.

El gobierno se niega a recibir la asistencia, por estimar que el país no vive una crisis humanitaria y además apuntar a que el ingreso de las ayudas sería el primer paso de una intervención militar que Washington no descarta.

Panorama


Mogherini pide que no sea “politizada” la ayuda humanitaria

La alta representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, dijo este jueves que la ayuda humanitaria a Venezuela debe ser canalizada de forma “imparcial” y no debe ser “politizada”.

“Hablamos de la necesidad de tener una ayuda canalizada de forma imparcial e independiente para que la ayuda nunca se vea politizada”, dijo Mogherini en una rueda de prensa al finalizar en Montevideo la primera reunión del Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela.

Mogherini destacó que la UE ya ha movilizado ayuda para Venezuela por 60 millones de euros, a los que sumarán otros 5 millones, unos recursos que, dijo, deben ser gestionados de modo “eficaz” y “adecuado”.

En ese sentido, indicó que la UE está dispuesta a abrir en Caracas una oficina para gestionar la asistencia humanitaria.

Por su parte, el canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, sostuvo que la llegada de ayuda humanitaria a Venezuela “es imperiosa”.

“Trataremos de generar los canales necesarios para que Venezuela permita que esa ayuda llegue“, dijo el ministro.

La Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento), de mayoría opositora, informó este martes que está coordinando el ingreso al país del primer lote de ayuda humanitaria (medicamentos y alimentos).

La ayuda humanitaria para Venezuela ha sido solicitada por el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, pese a la negativa del Gobierno de Nicolás Maduro, que asegura que esto puede dar paso a una invasión extranjera.

Aunque aún no está claro cómo va a ingresar este apoyo a Venezuela, el Parlamento opositor ya ha informado sobre centros de acopio en la fronteriza ciudad colombiana de Cúcuta.

En una declaración final, el Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela “reconoce la crisis humanitaria que se continúa profundizando día, afectando a millones de venezolanos”.

El grupo, integrado por una docena de países europeos y latinoamericanos, expresó “su compromiso de desplegar más asistencia en áreas de necesidad y coordinar su entrega en conjunto con el representante de Acnur (Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados), Eduardo Stein”.

La tensión se incrementó en Venezuela desde que el pasado 23 de enero el jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, se proclamara presidente interino de su país al considerar gobernante ilegítimo a Nicolás Maduro tras ser reelegido en unos comicios presidenciales que la oposición tacha de “fraudulentos”.

Esta acción aceleró la crisis política en Venezuela, debido a que, además, buena parte de la comunidad internacional, como Estados Unidos y varios países europeos y latinoamericanos, ha dado su respaldo a Guaidó y presiona para que se convoque a elecciones.

Sumarium

También podría gustarte