La Corte Constitucional rechaza y sepulta las objeciones de Duque a los Acuerdos de Paz

Corte Constitucional tumbó las objeciones a la JEP

La Sala Plena de la Corte Constitucional tomó la determinación de tumbar las objeciones a los seis artículos que presentó el presidente Iván Duque, a la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz, (JEP).

El alto tribunal exhortó al Presidente de la República Iván Duque para que sancione la ley estatutaria de la JEP, herramienta que le da sustento jurídico a la justicia transicional para su operación.

Para los magistrados las objeciones se hundieron en el Congreso de la República luego de que se registró en la plenaria del Senado 47 votos en contra de las objeciones, situación que para concepto de la corporación judicial si existió quórum para ese trámite, contrario a algunas posiciones que se conocieron en la célula legislativa.

La ponencia sobre las objeciones de la JEP, estuvieron a cargo del magistrado de la Corte Constitucional, Antonio José Lizarazo, el mismo que estuvo al frente de la sentencia del año pasado que le dio vía libre a esa norma que reglamenta justicia transicional.

La Corte Constitucional realizó el estudio de varias pruebas, como los elementos que fueron remitidos por el Congreso de la República, las cuales había solicitado por medio de un auto.

Se trata de la lista de los senadores que no asistieron o se retiraron de las plenarias de las sesiones en donde se votaron las objeciones, las cuales se realizaron según el acta entre el 24 de abril y el 2 de mayo de 2019.

El alto tribunal además, analizó la sentencia C 080 de 2018, en la cual hace referencia al quórum que debe haber en el Congreso para este tipo de casos.

Esa sentencia señala que, efectivamente, se debe descontar de la votación o el conteo a quienes se les ha declarado la ‘silla vacía’. En este caso sería dos senadores: Aída Merlano, quién está privada de la libertad, e Iván Márquez, que nunca se posesionó.

Desde el Congreso señalaron que el presidente del Senado, Ernesto Macías, no restó esas curules del quórum cuando se votaron las ponencias sobre las objeciones a la JEP, bajo el argumento de que, formalmente, no se declaró la silla vacía.

RCN


Duque acata decisión de la corte sobre objeciones, pero con rebeldía

El presidente Iván Duque le salió al paso a la decisión de la Corte Constitucional de declarar hundidas las objeciones a la JEP en el Congreso. El mandatario aseguró que acata la decisión, tal como se había comprometido a hacerlo, pero dejó claro que las convicciones que lo llevaron a objetar la ley estatutaria se mantienen firmes.

“Hoy lo puedo decir con la frente en alto, la decisión que toma la Corte Constitucional la acato como colombiano y defensor de la legalidad, pero nunca dejaré de defender los principios que han motivado al pueblo colombiano para que tengamos una paz con justicia en la que todos creamos y así seguiré procediendo todos los días de mi vida”, aseguró Duque.

Al acatar la decisión de la Corte Constitucional el presidente se proclama un “respetuoso de la institucionalidad y de la independencia de poderes”. Sin embargo, en sus declaraciones también asegura que en el caso Santrich es la institucionalidad la que está en juego. Esto después de que la Corte Suprema de Justicia ordenara su libertad al considerar que es aforado.

“El narcotráfico es un delito que le ha hecho un daño enorme a nuestra sociedad. No podemos dejar de llamar a las cosas por su nombre, alias Jesús Santrich es un mafioso, las evidencias que conoce el país son las de un mafioso que estaba negociando el envío de cocaína”, precisó el presidente, quien además aseguró que respalda la solicitud de la Procuraduría para que el líder de la Farc sea nuevamente detenido.

Por otro lado, Duque recalcó que a su juicio las objeciones fueron aceptadas en el Senado, es decir, coincide con la posición del Centro Democrático que asegura que los defensores de la JEP no lograron la mayoría necesaria con 47 votos. Lo cual ya fue desestimado por la corte. “(Las objeciones) fueron no aceptadas en la Cámara y aceptadas en el Senado según la interpretación numérica, pero al quedar la duda también dije que me sometería al veredicto de la Corte Constitucional”, explicó el mandatario.

Pese al descontento de Duque y de todo el uribismo, la Corte Constitucional le ordenó sancionar la ley estatutaria, la cual reglamenta la jurisdicción especial. Un pedido que incluso la comunidad internacional le había hecho en aras de proteger la implementación de la paz.

El mandatario aprovechó para recordar cuáles fueron algunas de las objeciones radicadas: “Las objeciones orientadas a que en primer lugar los victimarios tuvieran la obligación de reparar a las víctimas. También para que no se le quitara al alto comisionado para la paz la posibilidad de presentar ante las autoridades colados, mafiosos que quisieran entrar al sistema de diferenciación judicial”.

Aún así, el presidente insiste en que se debe “corregir” el rumbo y que considerará herramientas que lo ayuden a hacerlo. Justamente, en la próxima legislatura el gobierno podría presentar proyectos de ley que lo ayuden en ese propósito. Por el momento, está intentando conseguir mayorías para lograr un pacto alrededor de las extradición, sin embargo, todavía no se ha consolidado, y no es un secreto que las mayorías le han sido esquivas.

Semana


VOLVER