Ecuador, el país con más muertes por habitantes en la región, es el primero en reabrir vuelos

37

Cinco vuelos de Estados Unidos arribarán a Ecuador

Con el vuelo Quito-Loja-Quito se reanudó la operación aérea doméstica en Ecuador, tras dos meses y medio de paralización por la pandemia del covid-19. El Boeing 737-500 de Aeroregional aterrizó en el aeropuerto de Catamayo a las 06:50 con 67 pasajeros a bordo. La aeronave tiene capacidad para 129 personas.

Esta compañía fue la única que reanudó su servicio porque Latam Ecuador y Avianca decidieron -el viernes pasado- aplazar su reactivación hasta el próximo 15 de junio, cuando el aeropuerto de Guayaquil reciba vuelos locales.

El viaje de retorno de Aeroregional a Quito tuvo 77 pasajeros. Arribó a las 10:00 en el aeropuerto Mariscal Sucre. Del total de pasajeros, 33 se sometieron a pruebas aleatorias de PCR de covid-19, en la sala de preembarque. Antes de eso, ellos pasaron por diferentes filtros de seguridad como las bandejas de desinfección de zapatos. También, se untaron gel antiséptico y alcohol en las manos. Les revisaron la temperatura y que utilizaran correctamente la mascarilla.

Los médicos realizaron las tomas rinofaríngeas que serán procesadas en laboratorios certificados. “Hicimos un análisis aleatorio de pasajeros para ver si hay transporte de coronavirus. Eso solo se puede saber con las pruebas PCR”, dijo Gregorio Montalvo, director de Políticas y Planeamiento de la Secretaría de Salud del Municipio de Quito.

La pasajera Mercy Carrión dijo que hubo estrictas medidas de prevención en Loja y Quito. Ahora, su objetivo es regresar a España con su hijo de tres años y reencontrarse con su familia. “Tenía que viajar el 30 de marzo y (al vuelo) lo postergaron para el 5 de junio”.

En el caso de los vuelos domésticos, la gerente Regional de Loja de Aeroregional, Silvana Guamán, dijo que durante esta semana solo se cumplirán las operaciones entre Quito y Catamayo. Esta empresa tenía previsto retomar sus vuelos a El Coca, pero no lo hizo porque el COE de este último cantón decidió mantenerse en rojo.

En el caso de los vuelos internacionales, Luis Galárraga, gerente de Comunicación de Quiport, dijo que se reanudarán este jueves con American Airlines y United Airlines, desde Miami y Houston, respectivamente.

El Aeropuerto José Joaquín de Olmedo de Guayaquil, por su parte, recibirá su primer vuelo comercial internacional este miércoles. En la zona exterior de estacionamiento de la terminal se instalaron carpas de campaña que servirán como sala de espera, “para que los familiares que aguarden a los viajeros no tengan que ingresar a la terminal”, indicó Miguel Ortega, jefe de Operaciones del aeropuerto.

El Gobierno autorizó reabrir las operaciones de vuelos comerciales internacionales desde el lunes, pero la reactivación será paulatina desde esta semana de acuerdo con el cronograma de tres aerolíneas, que en principio volarán a Guayaquil desde Florida. “A partir del miércoles empezarán las operaciones Spirit. El (jueves) 4 lo hará American Airlines y el 11, JetBlue. Son las únicas compañías que hasta el momento han presentado sus itinerarios de vuelos para junio”, recalcó Ortega.

Ángel Córdova, gerente de Tagsa, concesionaria del Aeropuerto de Guayaquil, dijo que Spirit y JetBlue operarán en un inicio con tres frecuencias a la semana y American Airlines, con cinco. Las aerolíneas europeas han anunciado que empezarán los vuelos probablemente a partir de julio próximo.

Según la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, todos los pasajeros serán sometidos a pruebas rápidas de covid-19 -a excepción de quienes lleguen con pruebas PCR negativas. A ellos les tomarán test rápidos y aleatorios. Los viajeros deben cumplir, por su cuenta, con un aislamiento preventivo de 14 días en un hotel de esa ciudad.

El transporte terrestre

Los transportistas de las cooperativas de buses interprovinciales e intraprovinciales implementan sistemas de bioseguridad como paso previo al reinicio de sus actividades.

En Ambato, al menos 3 000 socios de las 30 cooperativas invierten en procesos de desinfección. En sus unidades colocaron las bandejas con amonio cuaternario, dispensadores de gel y alcohol, fundas plásticas para la basura y otros implementos para evitar posibles contagios de covid-19.

“Con un mes de anticipación trabajamos en nuestras unidades, esperamos que a mediados de junio comencemos a laborar porque tenemos deudas que cubrir”, dijo René Urrutia, presidente de la Unión de Cooperativas de Transporte Interprovincial de Tungurahua.

Mientras tanto, ayer en Cuenca se reanudó el servicio de buses urbanos. Los choferes usan trajes de bioseguridad, mascarillas y alcohol para evitar la expansión del virus. Los 475 buses transportaron solo hasta el 50% de su capacidad. Es decir, a 45 personas.

El Comercio


VOLVER

También podría gustarte